El mundo ha tenido que cambiar y adaptar sus hábitos de seguridad frente al COVID-19, la virtualización ha traído consigo muchas ventajas pero asimismo desventajas frente a la seguridad de los datos tanto a nivel empresa como a nivel personal, el ciberespacio, está ahora más unido que nunca, la gran parte de las tareas se están realizando con ayuda de la tecnología, por ello es importante revisar como están nuestros procedimientos de seguridad, tanto personal como empresarial, que estamos haciendo mal.